Translate

Buscar este blog

miércoles, 2 de enero de 2013

Dioses Exteriores


Desde los albores de los tiempos la humanidad, en un extraño afán de poder comprender su mundo y los fenómenos que se manifiestan en él, a buscado explicaciones en su entorno más que cualquier raza conocida en este vasto y frío universo. Acarreado por esa necesidad, los hombres navegaron en las oscuras aguas en busca de esa verdad que le dieran sentido a una existencia vacua e inhóspita.
Uno de esos refugios lo encontraron en la adoración a los dioses, desde las cavernas del neolítico con sus Venus prehistoricas hasta la actualidad con su gran mayoría de religiones monoteístas. Estas figuras fueron tomando un papel importante en nuestra psique. Instintivamente los hombres le otorgamos a las deidades valores humanos, entre ellas una figura antropomorfa y una moral acorde a la nuestra. Este acto inconsciente salvaguardo nuestra cordura, porque todos aquellos que quisieron ver más allá en la profundidad del abismo descubrieron el verdadero rostro de los dioses y
ni tienen forma humana y ni siquiera piensa, ni sienten como nosotros. Los que estudian los mitos los denominan como Dioses Exteriores.

En algunos manuscritos se los menciona como; Aquellos que rigen el Universo o como Eternos. Dentro de la cosmología ostentan el mayor rango, cuya influencia y poder se extiende a lo largo de todos los tiempo y los espacios. Los Dioses exteriores son considerados dioses auténticos, que los diferencian a los Primigenios que son seres extraterrestres con un gran poder pero limitado comparado con ellos. Una definición muy extendida se refiera a que son las personificaciones de fuerzas o principios cosmicos; el tiempo, el espacio, la energia, el nacimiento, etc, pero decir esto es sólo rasgar la superficie de un horror mucho más insondable. Por lo que se sabe la gran mayoría de las razas del universo reconocen la autoridad de los Dioses Exteriores y en muchos de ellas les adoran aunque a ellos les resulta indiferente este hecho.
 En el caso de la humanidad, los Dioses Exteriores no prestan una atención en particular a los hombres, se especula que los dioses bien ignoran nuestra existencia o actúan como lo haríamos nosotros hacia las bacterias. Sólo el dios Nyarlathotep a mostrado un interés malsano a nosotros, este se manifiesta con sus distintos avatares en nuestro mundo con un objetivo muy concreto, causar el caos y la locura de nuestra especie. Sólo unos pocos cuya mente enfermiza a traspasado los limites de la cordura, se atreven rendirles culto a estas abominaciones y el destino de estos llega hacer una terrible muerte o algo aún peor.
Las entidades principales que se encuentran en este infame panteón son:

Azathoth, El Sultán Demoniaco, también llamado como el Caos Nuclear o El Dios Ciego e Idiota. Es es un ser astronomico que desafía toda descripción, se encuentra en el centro de todas las cosas, un lugar en el universo llamado "el Caos Definitivo", en el cual el danza y se retuerce estupendamente al son del ritmo de las flauta tocada por su séquito de Otros Dioses.


Yog-Sothoth, El todo en uno o El que Acecha en el Umbral . Está entidad es omnipresente de aspecto de millares de esferas iridiscentes, que existen en todos los tiempos y los espacios en el mismo momento, aunque supuestamente se encuentra atrapado en un sitio fuera de nuestro universo y desde ese lugar El lo sabe todo y lo ve todo.


Shub-Niggurath, La Cabra negra de los bosques, La Madre Negra o la Señora de los Mil Retoños, es la diosa de la fertilidad. Está criatura blasfema de aspecto de una masa nublar impia, que de ella crecen apéndices y extremidades para luego son absorbidos nuevamente.
Cuentan las leyendas de que de ella ha emanado toda la vida del cosmos, infectando todos los mundos con su grotesca estirpe.


Nyarlathotep, El Caos Reptante, El Poderoso Mensajero de los Dioses o El de los Mil Rostros, es el hacedor de la voluntad de los Dioses Exteriores. Su forma original es desconocida, ya que puede manifestarse de cualquiera de sus mil avatares. Extrañamente es el que actúa de forma más similar a nosotros, se dice que a través de sus avatares a intervenido en nuestra evolución y en nuestra cultura, buscando no la destrucción sino la degradación y la locura.

Además de estas verdades podemos encontrar en los distintos tomos de los Mitos muchas más:
Abhoth, Fuente de toda impureza
C'thalpa, El Interior
Daoloth, Aquel que Rasga el Velo 
D'endrrah, ???
Ghroth, El Heraldo, La Estrella Nemesis, El Precursor y El Hacedor.
La Hydra, La Luna de las Mil caras
Los Otros Dioses Menores
Magnus Innominadum, "El-Grandioso-que-No-Debe-Ser-Nombrado"
Magnus Tenebrosum, La Gran Oscuridad 
La Niebla Inombrable  La Niebla Sin Nombre
Ngyr-Khorath, El Gran Ojo de Fuego 
Tru'nembra, El Flautista de Azathoth
Tulzscha, La Llama Verde
Ubbo Sathla, El Origen Ingénito, El Demiurgo.
Ycnagmnisssz, desconocido???
Yidhra, La Bruja de los Sueños , La Amortajadora
Yomagn'tho, Aquel que Aguarda Incansable en el Exterior, El Devorador de las Estrella

Sobre los Primigenios y la relación que tienen con estas deidades, podemos ver un nexo que va más allá de la simple colaboración. Podríamos decir que estas criaturas actúan como sí fueran las dos caras de una misma moneda. Algunos especulan que esto se debe a que los Primigenios son en realidad Dioses exteriores en un estado larvario y con el pasó de los evos maduran para convertirse en dioses exteriores. Aunque no podemos ignorar está teoría no está muy aceptada dentro de los círculo de investigación.
Casos muy puntuales se pueden ver está simbiosis es, la del Gran Cthulhu que se dice que se el Sumo Sacerdote del Dios Exterior Yog-Sothoth, que difunde su doctrina a sus cultistas a través de los sueños o de Nyarlathotep que más de una vez obró en interés de los Primigenios directa o indirectamente. Pero el caso más singular lo vemos en la diosa exterior Shub-Niggurath, que entre sus títulos encontraron el de "La Esposa de Aquel que no debe ser nombrado", que es una clara alusión al Primigenio Hastur. Una profecía habla de que estos seres se apareará para dar a luz un horror que será un de los signos del fin de los tiempos.
Sólo los queda decir de estos dioses oscuros, sí la realidad se manifieste de está forma tan grotesco y malignas, nos deja en descubierto la verdadera naturaleza del Universo.

Teorica Larva de Dios Exterior.